Inicio / Que hacer en Córdoba / Visitas guiadas / La Cumbrecita, Los Reartes e Intiyaco un circuito para curiosos
La Cumbrecita, Los Reartes e Intiyaco un circuito para curiosos

La Cumbrecita, Los Reartes e Intiyaco un circuito para curiosos

Con Rincones Curiosos de Córdoba recorrimos localidades del Valle de Calamuchita.

Historias de soldados alemanes, de un cordobés en el Titanic, de la ciudad peatonal, de aborígenes locales y no tanto,  la visita a La Cumbrecita, Los Reartes e Intiyaco es un circuito para curiosos.

Me sume a la salida organizada por Rincones Curiosos de Córdoba, con un gran guía, Sebastián Zapata. Lo interesante de estas salidas son las historias y anécdotas que se complementan a los lugares.

Temprano nos paso a buscar Adrián, que no solamente es el conductor asignado, es también un guía espiritual. El primer punto a visitar fue el Dique Los Molinos.

El camino esta lleno de curvas, con visuales de la serranía cordobesa bellísimas y si le sumamos que el dique nos esperaba con un gran espectáculo.

 

La Cumbrecita, Los Reartes e Intiyaco un circuito para curiosos

 

   // Mira: El Dique Los Molinos sorprendió a todos

 

Tras varios días de mucha lluvia el vertedero se vio superado y las postales de la caída de agua eran para no olvidar.

Por fin el desayuno, con unos sandwiches de fiambre, todo casero, impresionante, gracias Adrián. Allí me tome un tiempo para conocer un hotel que esta a la vera del espejo de agua.

Hotel el colibrí, es el nombre del alojamiento que esta por debajo del restaurante, es un emprendimiento familiar que con el gran esfuerzo han llevado adelante.

La particularidad del lugar es la disposición de las habitaciones, sus balcones dan al embalse teniendo así una gran vista.

 

Luego de recorrer todo el lugar, asombrarme con la gran cola de la novia, volvimos a la ruta, la próxima parada el pueblo peatonal, La Cumbrecita.

En pleno viaje Sebastián nos contó la primera historia, la de Edgardo Andrew. Nacido en la estancia El Durazno, cerca de Río Cuarto, fue enviado, a los 16 años, a Inglaterra para estudiar. El destino lo llevaría a abordar el Titanic. Más allá de la historia de amor que había de por medio,  el relato se centro en el viaje trágico del joven cordobés.

Era tal nuestra atención, que el viaje se acortó y de pronto nos encontrábamos en el ingreso de La Cumbrecita.

 

Las nubes comenzaron a disiparse, estaba fresquito, y el sol comenzó a aparecer, estaba todo preparado para una interesante caminata por las calles de este bellísimo pueblo peatonal.

Son tantos los atractivos que a veces hay que elegir, en mi caso me dedique a fotografiar la iglesia, y sentarme a tomar matecitos en la olla. Una delicia el lugar y los mates!!!

Desde ya te cuento que este hermoso paraje es para visitarlo en distintas épocas del año, por el color de su vegetación, por su tranquilidad, por sus paisajes.

Luego de recorrer por un tiempo sus calles de tierra, y quedarme con ganas de unos ricos chocolates, me estaba guardando para un almuerzo a la altura de todo el circuito, volvimos al camino.

Tenía hambre, teníamos hambre, y te agarra ese cansancio, la batería estaba baja, así que la próxima parada era La Estación… en Inti Yaco.

Esta parte de la salida va con imágenes, impresionante el lugar, aún más los paisajes…

Insisto…impresionante!

Las moras al lado del camino retrasaron la partida, estaban riquísimas

 

La Cumbrecita, Los Reartes e Intiyaco un circuito para curiosos

 

Los Reartes era el último destino, y hacia allá fuimos. Este pueblo cuenta con una historia que data de principios del siglo XIX. Caminos por los que transitaron comechingones y sanavirones, como así también fue el lugar de reunión de personas que provenían de las sierras, como así también de zonas aledañas, y fue la antigua Capilla Inmaculada Concepción el punto de encuentro en torno a la fe y la religión.

La Cumbrecita, Los Reartes e Intiyaco un circuito para curiosos

 

Al llegar encontramos todo cerrado, nada de gente, así que más allá de mi pregunta donde están todos, pasamos a visitar la Iglesia, la cual fue construida en el año 1815 por los mimos pobladores.

Salí del lugar y la pregunta seguía, donde están todos…? Así que me encamine hacia el río, y allí estaban todos, disfrutando del hermoso y tranquilo río Los Reartes, un día espectacular para coronarlo con ricos mates.

La vuelta a casa tenía otra historia más, en lo particular me cautivo bastante, y es la que relata la llegada de alemanes al valle. Por sobre todo a lo que antes era Villa Calamuchita y hoy es Villa General Belgrano.

Agradezco muchísimo a Sebastián Zapata por la invitación a este paseo por lugares que están colmados de paisajes, atractivos y por sobre todo, datos que complementan su historia.

 

Datos para tener en cuenta

Organiza: Rincones Curiosos de Córdoba

Guía: Sebastián Zapata

Facebook: Rincones Curiosos de Córdoba

 

The following two tabs change content below.
Diego Fuentes Martinez
Me gusta recorrer caminos, disfrutarlos y por sobre todo contar las experiencias vividas. Seguimos en la ruta. Periodista y locutor.

Tambien te puede interesar

Descubriendo la Capilla de Buffo

Descubriendo la Capilla de Buffo

Una historia de amor, un lugar con magia y pasión. The following two tabs change …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *